Aumento de peso durante el embarazo

por | 8 Jul 2016 | , | 0 Comentarios

Aumento de peso durante el embarazo
Aumento de peso durante el embarazo

La presión que las mujeres sentimos por el aspecto de nuestros cuerpos es constante y feroz, cuesta mucho trabajo, fuerza de voluntad y auto convencimiento liberarse de esa presión y sentirse a gusto en el cuerpo que cada una habitamos. Las recientes campañas en favor de los llamados “cuerpos reales” hacen un trabajo a medias.

 

En primer lugar falla el nombre, ya que la clave no está en culparnos por no amar nuestros cuerpos o en dotarlos de realidad (ya son reales!!), sino en terminar con la falacia de las caricaturas de mujeres, en ocasiones esperpénticas, que nos venden a través de la publicidad y los medios. Me atrevo a decir que de no existir ese bombardeo constante de imágenes de mujeres artificiales, la relación con nuestros cuerpos cambiaría de forma radical. Y fallan en segundo lugar, porque sí es cierto que ha habido una mayor presencia de mujeres más o menos rellenas que nos venden como “cuerpos reales” pero no tienen celulitis, ni estrías, ni varices ni una sola mancha en la piel. Bien, no cuela. En otras ocasiones simplemente, nos venden como talla grande la de una mujer que está en su peso perfecto!
Esta es una plus size model para Calvin Klein. O lo que es lo mismo: una mujer que quita el hipo.

 

modelo de Calvin Klein tallas grandes

La situación se agrava para algunas mujeres en el periodo del embarazo (gravidez en portugués, para más señas. Encinta, en castellano, del latín incincta que significa, mujer que se desprovee del cinto por el crecimiento de su vientre). Sí, señores, en el embarazo se engorda y, en ocasiones, mucho. Bienvenidos a la vida.

Dice una leyenda urbana, que algunos profesionales de la salud se han creído, que el aumento de peso ideal durante el embarazo es de kilo por mes. Sin embargo, esto depende de cada mujer, del peso que tenga antes del embarazo, de su constitución, del bebé o bebés que espere… la estimación más real se sitúa entre los 11 y los 16kg.

Sin embargo, no es preocupante ganar más peso. Pueden ser más o pueden ser menos, y todo ello sin que la salud de la madre y del bebé se comprometan. Tiene que haber un motivo justificado para que un profesional de la salud quiera controlar el peso de la madre, si la razón es meramente estética, mejor cambia de matrona o ginecólogo/a. Las visitas a la matrona son por control de salud de la madre y el bebé, si lo más preocupante es cómo vas a deshacerte de tus kilos después de dar a luz, enhorabuena porque esto significa que no tenéis problemas graves, pero también lo lamento porque esto demuestra bastante poca profesionalidad por parte de este facultativo que te atiende.

Modelo de ropa embarazadas de Mango

Pero el motivo de este artículo no es dar unas orientaciones concretas sobre el peso que se gana durante el embarazo ni tampoco sobre la dieta que se ha de seguir, sino llamar la atención sobre cómo la presión estética sobre nosotras se extiende también a esta fase vital en la que si algo se hace es engordar, y con gusto.

Muchas mujeres, sin embargo, si ya de por sí se agobian con su peso, durante el embarazo esto les preocupa tanto que pueden caer en transtornos de alimentación. Es lo que se denomina pregorexia o anorexia durante el embarazo.

No ayudan mucho estas campañas publicitarias que, aun queriendo dirigirse a embarazadas caen en la paradoja de invisibilizar casi por completo los vientres de sus falsas modelos embarazadas.

Modelo de Mango (yo después del bocadillo de la tarde tengo más tripa, y antes también).

También influyen imágenes como las que comparten algunas mujeres que lucen orgullosas sus muy poco abultados vientres, ya sea por constitución o por su trabajo corporal, a algunas mujeres les crece muy muy poco la tripa. No estoy diciendo que deberían ocultarse para que no afecte a las que sí engordamos y mucho, pero sí es bueno tener perspectiva, recordar que cada una somos de una manera y que engordar es lo normal, lo raro es no hacerlo!

En la foto: Sarah Stage, a pocos días de dar a luz a su hijo que, según la madre, al nacer pesó 4kg y midió 55cm.

Sarah Stage en la recta final de su embarazo

En la foto: Hannah Polites embarazada de 6 meses. Estas mujeres, ambas modelos de profesión, recibieron duras críticas por lucir así en Instagram. Ellas se ven guapas y lo son, ahora bien, nos hubiera gustado encontrar imágenes virales de mujeres que luzcan con orgullo sus 20 kg de más durante el embarazo. Parece ser que solo encuentran motivos para presumir las “bellas oficiales”. Las redes sociales no dejan de seguir el patrón que marca la publicidad, y el patrón es fuerte.

Hannah Polites embarazada de 6 meses.

Recordemos que la imagen con que nuestras ancestras relacionaban la maternidad era algo más parecido a estas figuras. Venus de Willendorf y Venus de Dolni Vestoice.

Izquierda: Venus de Willendorf. Derecha:Venus de Dolni Vestoice

Y pensemos cuántas industrias se sostienen a base de reducir, comprimir, adelgazar, suavizar, contornear, depilar, blanquear y estirar el cuerpo de la mujer. ¿Estamos dispuestas a seguir manteniéndolas mientras nuestra autoestima y percepción de nuestros cuerpos se ve perjudicada de esta manera?
El gestar y dar a la luz un bebé es uno de los mayores milagros de los que podemos ser testigos, poder protagonizarlo es un regalo y un privilegio, centrémonos en disfrutar(nos) y vivir ese momento con pleno gozo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This
Leer entrada anterior
del saber popular y otras ciencias
Del saber popular y otras ciencias

Cerrar