Desmontando las expectativas a la maternidad

por | 26 Abr 2016 | , , , | 2 Comentarios

MLuz

MLuz

Cofundadora at Wemum
MLuz

Latest posts by MLuz (see all)

desmontando las expectativas a la maternidad
desmontando las expectativas a la maternidad

Probablemente la maternidad sea la experiencia más revolucionaria que vas a vivir o que estás viviendo. Si la maternidad no te cambia, nada lo hará. Y sin embargo, como en todas las grandes experiencias de la vida las expectativas pocas veces estarán a la altura de lo que realmente vas a vivir. Hoy queremos hablarte de los tabúes de la maternidad, de lo que nadie te cuenta, de la publicidad a veces engañosa que tiene la maternidad, porque las cosas bellas las vas a descubrir tú sola y no necesitas que te las desvelemos.

  1. Es probable que te cueste quedarte embarazada. Después de pasar gran parte de tu vida reproductiva evitando tener un embarazo no deseado, tomando anticonceptivos hormonales y estando pendiente de tu ciclo para no tener ningún susto, pensamos que basta con darle al interruptor de “ahora sí quiero un embarazo” para conseguirlo. Es probable que te cueste quedarte embarazada, no te compares con el resto, no te vuelvas loca calculando fechas y deprimiéndote cada vez que te venga la regla. Confía en tu cuerpo y relájate, la naturaleza ha creado un agradable proceso de fecundación justamente para eso, para que la insistencia no sea un problema.
  1. Los abortos espontáneos suceden. Entre un 10 ó 20% de los embarazos detectados terminan en aborto, el porcentaje alcanza hasta el 75% en las 12 primeras semanas, sin embargo de esto no se habla y es frecuente que a las primerizas les pille por sorpresa algo para lo que no estamos preparadas, no se habla de ello, el duelo lo pasamos solas, sin rituales de despedida, con dolor y muchas veces con un sentimiento inconsciente de vergüenza. Es importante buscar apoyos.
  1. Puede que no te enamores de tu bebé a primera vista. Te dicen que es la experiencia más arrolladora, que desde el momento que lo tienes en tus brazos, sientes el amor más grande y profundo que vivas en tu vida, que sientes que estarás conectada con tu bebé por el resto de tu vida… Bien, esto puede pasarte o puede no pasarte. Si tienes un parto hospitalario no respetuoso es mucho más difícil que puedas conectar con tu bebé, puesto que este tipo de parto obstaculiza el vínculo madre-bebé, lo que puede derivar en problemas de lactancia y depresión post parto. Es importante buscar apoyo ante los síntomas como tristeza e inseguridad. De la falta de conexión que sentimos muchas madres en los partos hospitalarios hay que hablar en un artículo aparte. Esto sólo es un aviso a navegantes: es probable que no te enamores de tu bebé a primera vista. Y en un parto no respetado se aumenta el número de probabilidades. Piensa muy bien qué tipo de parto quieres tener e infórmate de antemano (EPEN).
  1. En el post parto sentirás soledad y aislamiento. El post parto es un tiempo transformador, la vida tal como la conocías y concebías, deja de existir. Pasarás días, semanas e incluso meses en camisón. Las “tomas” de pecho no son tomas sin más, en realidad todo el día es una única toma con breves pausas en las que con suerte, podrás ducharte y tomar algún bocado. Rodéate de familiares, amigas y acompañantes que te hagan bien, que no te den consejos ni lecciones. Necesitas mimos y cuidados para poder cuidar a tu bebé. El mejor regalo que pueden hacerte es que te limpien la casa, te traigan la compra y te sostengan al bebé un tiempo para que puedas ducharte o descansar un rato. Incluye esto en la lista de deseos para ti y para tu bebé. Dos horas para una siesta más ducha son puro oro.
  1. Tu vida con tus hijos no es como las fotos de las revistas (ni como las fotos de otras mamás bloggers) Ni falta que hace. Las revistas y la publicidad en general se encargan de transmitirnos un modelo de maternidad totalmente irreal, en el que la felicidad, la paz, la satisfacción y la alegría son perpetuas. Madres descansadas y tonificadas juegan alegremente con sus retoños en salones perfectamente decorados, iluminados y juntos descubren la alegría de la vida a través de bellas actividades creativas. Lamentable esta falsa publicidad en torno a la maternidad ha sido asimilada por muchas madres blogueras y desde aquí, con todos mis respetos, pido un ejercicio de honestidad y humildad. Son muchas las madres que se sienten frustradas por no alcanzar ni de lejos esos modelos, a las que no les da el día para hacer todas las cosas que se supone que han de hacer, que no pueden ejercitarse mientras barren y cargan el bebé, que no cocinan platos veganos para su familia.

Criar es muchas cosas, pero sobre todo es cansado. Las que ya somos madres y hemos pasado las primeras etapas de crianza tenemos la obligación moral de ser honestas para que las expectativas de las mujeres y los hombres que van a estrenarse como padres cuadren con la realidad que les va a sobrevenir, ya que de esta manera el nivel de frustración será menor. La honestidad es el primer paso para crear una tribu de apoyo útil.

2 Comentarios

  1. Lucía

    Para cuándo una segunda parte ?? …Si se puede…
    Me he quedado con ganas de leer más.

    Responder
    • MLuz

      Hola Lucía. Gracias por escribir. Seguramente haya bastantes más tabúes relacionados con la maternidad, pero no queríamos abrumar, especialmente a las madres primerizas. Nuestra intención es aportar algo más de realismo sin llegar a asustar. Un abrazo

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest

Share This
Leer entrada anterior
importancia del recreo para nuestros hijos e hijas
La importancia del recreo para nuestros hijos e hijas

El recreo repone y refresca las mentes de los pequeños. Es un destello para el pensamiento libre en una jornada...

Cerrar